Loading...

miércoles, 31 de mayo de 2017

30 mayo 2017 Manifestantes violentos en Venezuela consumen captagon, la “droga del Estado Islámico”.

Una droga comercialmente conocida como captagon y que es usada por los combatientes del Estado islámico, está siendo distribuida entre los grupos violentos que participan en los disturbios que desde hace 60 días promueven partidos de oposición en algunas ciudades de Venezuela, informó el portal Matrizur.
Sectores violentos de la sociedad venezolana están siendo abastecidos con sustancias psicoactivas desde la frontera colombiana con Venezuela por supuestas ONGs, según un informe al que tuvo acceso este medio, informó una nota publicada el lunes.
La información señala que miles de píldoras de captagon provenientes de europa, una droga basada en la anfetamina utilizada por terroristas del Estado Islámico, están siendo suministradas a integrantes de los grupos violentos que enfrentan a las fuerzas del orden del gobierno chavista; de acuerdo al informe también se envía en ese denominado “canal humanitario”, clorhidrato de cocaína y heroína.
El psicotrópico captagon se produce desde 2011 en laboratorios especiales de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Bulgaria, sin embargo, actualmente también existen laboratorios de producción de Captagon en las regiones controladas por el Estado Islámico en Oriente Medio.
La denominada “droga de los yihadistas” mantiene a sus consumidores en estado de alerta, reduce el dolor y crea una sensación de euforia entre los grupos violentos que actúan en las calles de Venezuela destruyendo mobiliario urbano, sedes de gobierno y autobuses.
Creada en Alemania en los años 60 para tratar los trastornos de atención y sueño, sus efectos primarios y secundarios a corto, mediano y largo plazo, llevaron a que se prohibiera para cualquier uso a principio de los años ’80.
El captagon es una de las marcas comerciales de la fenetilina, una combinación de anfetamina y teofilina que relaja el musculo alrededor de los pulmones y es utilizada para tratar los problemas respiratorios.
En los 80, cuando quedó claro su alto nivel adictivo, la Organización Mundial de la Salud la colocó en su lista de sustancias controladas y hoy está prohibida su venta en la mayor parte del mundo.
En Venezuela el titular de la marca Captagon es Asta Pharma Aktiengesellschaft, según la oficina de propiedad industrial.
Este compuesto es utilizado para envalentonarse, como la cocaína en algunos delitos, el individuo que consume estos estimulantes se siente más poderoso, mas autovalorado y con mayor autoconfianza; por otro lado pierde el alerta, pierde el miedo, afirman especialistas en el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario